sábado, 2 de junio de 2012

Valdevaqueros: Elegía, elogio

A un lado África, al otro Europa y el zumbido del viento: hacia el oriente, hacia occidente. Águilas, alimoches... Miles de cigüeñas rozando con la punta de las alas la cresta de la duna más salvaje del continente. Abubillas, halcones, decenas de miles de abejarucos, golondrinas, vencejos... Litoral que deja mudo, como cuando subes a una montaña muy alta en una comarca inaccesible y contemplas el continuum planetario en su esplendor magnífico y vibrante.
Está claro que no nos merecemos ni esa playa, ni esa duna, ni ese paisaje.... ¿O sí?
Ayudemos a salvar Valdevaqueros.