Matamoscas

No me puedo resistir a escribir una pequeña entrada para presentaros a la Matamoscas, la Falsa Oronja, el Reig bord, uno de esos famosos hongos que mucha gente conoce incluso por el nombre en latín: la Amanita muscaria. Descubrimos tres ejemplares del cuerpo fructífero de este basidiomiceto (una seta, vaya) debajo de un haya, cerca del pantano de Santa Fe, en el Parque Natural del Montseny; el de la foto todavía no había abierto su sombrero de ala ancha. Sólo faltaba un gnomo debajo del hongo invitándonos a una infusión de escaramujo para acabar de completar el cuadro otoñal. Todo el mundo debe saber que la Amanita muscaria, pese a su belleza, es venenosa; los efectos del ácido iboténico se manifiestan a las dos horas de la ingesta del hongo, provocando parálisis, disnea, mareos, ataques de furia y, en ocasiones, el deceso del consumidor.

No obstante, lo único que hay que hacer es no consumirla. No es necesario, como hacen algunos seteros, destrozarla para evitar problemas. Las amanitas son micorrizógenas, auténticas aliadas de los árboles bajo los que crecen… pero eso es otra historia que comentaremos con más detalle en otra entrada, el tema lo merece.

Comentarios

Jara Garcia ha dicho que…
Hola Emiliet!!!
Muy bueno!
Yo personalmente he podido comprobar que la Amanita acaba de una manera super-eficaz con las molestas moscas (bueno, no me meto con ningún animalico, pero es que dan por el saco). Una vez, las recogimos y las dejamos al sol. Al día siguiente, aquello parecía un cementerio de moscas alrededor de la seta. Impresionante.
Muchos besitos!!!
E.M.E ha dicho que…
Vaya, me preguntaba el porqué del nombre y hete aquí la respuesta. Muchas gracias y un abracico!
Jara Garcia ha dicho que…
Pues no te lo dije en el comentario anterior porque daba por sentado que sabías, que lo de "muscaria" era por eso, a mi me lo explicaron, lo que no recuerdo si fue en el grado medio o en el superior. Supongo que sería en el medio, porque sino, seguro que lo recordabas. Muchos besos!!;oD